Alma Verde

Proyecto "Parador eco sustentable y Centro cultural comunitario"

CENTRO PERMACULTURAL COMUNITARIO “ALMA VERDE”

LUGAR: ex parador Guardalavaca.

FECHA DE INAUGURACIÓN: 4 de Mayo de 2019 con actividades en consonancia con el espíritu y visión del centro.

Desde Alma Verde, proponemos un espacio-tiempo de encuentro, juego y formación para la comunidad de Monte Hermoso.

Propuesta

Este proyecto surge de la necesidad de generar un espacio de encuentro donde a través de diferentes actividades , se colabore en la construcción de una conciencia colectiva y de cuidado del medio ambiente. En este sentido, se abordarán tres ejes conceptuales que atraviesen transversalmente todas las propuestas, concebidas desde un enfoque holístico, integrador:

1-Educación ambiental a través de la filosofía de la Permacultura 2- Educación por el arte 3- Educación popular

Como centro cultural, estará destinado a ofrecer talleres y programar actividades para desarrollar conocimiento y recreación, promoviendo experiencias que permitan ampliar las posibilidades de sostener alternativas culturales, educativas, artísticas y laborales.

Lo nombramos “permacultural ” porque amplía el concepto del centro cultural tradicional asociándolo con el de permacultura (ecosistema en unidad), concibiéndolos como ambientes hermanados y complementarios, fértiles para descubrir, amorosos para contener , nutritivos para germinar y aptos para promover el crecimiento saludable.

La Permacultura se presenta como una respuesta más que positiva a la crisis ambiental y social que estamos viviendo dado que piensa los aspectos sociales como la base fundamental para un sistema verdaderamente sostenible inspirado en la ética del cuidado de la tierra (conservación del suelo, el agua y los bosques entendiendo que todas las especies, los procesos y elementos tienen un valor en sí mismos más allá de su valor económico o funcional para el ser humano) y la ética del cuidado de las personas (de lo individual a lo comunitario).

Por eso concebimos este espacio como un centro de formación consciente, como plataforma lúdica, saludable, artística y pedagógica desde la que puedan florecer identidades y autonomías enlazadas con la naturaleza como hogar, nunca separadas o en detrimento de ella, sino para su cuidado, uso responsable y conservación, entendiéndola no sólo como el principal recurso de Monte Hermoso, sino como el verdadero hábitat que nos sostiene como seres.

Así mismo, será un espacio comunitario porque se ofrece a la comunidad en toda su diversidad, entendida desde su carácter colectivo capaz de ser concebido como la naturaleza misma: un todo armónico y autorregulado abierto a niñes, adolescentes, mujeres y hombres de todas las edades, condiciones y auto percepciones en pos de revelar formas respetuosas y beneficiosas de vincularse socialmente y para con el medio ambiente. Nos interesa lo comunitario por su signo inclusivo y reparador del tejido social, por su voluntad de habilitar y facilitar los intercambios necesarios entre todos los sectores que lo componen, afinando y estimulando la comunicación y encauzando acciones en pos de mejorar las relaciones sociales y el vínculo con el ambiente que compartimos .

Desde esta perspectiva, los talleres y actividades que se brinden contemplarán el intercambio de saberes que pueda darse entre integrantes de diferentes barrios y sectores de la comunidad, invitando a un reconocimiento de dichos saberes tanto a nivel individual como colectivo, rescatando también así las tradiciones e idiosincracias y fortaleciendo la construcción de identidad. Es este sentido, se realizará una convocatoria abierta especificando el espíritu de este centro y evaluando las propuestas que puedan llegar a surgir desde la comunidad para sumarlas.

Todos los talleres serán a la gorra, entendiendo que es el sistema más justo a través del que se fomentan la inclusión por un lado, y la valoración sincera y el reconocimiento del trabajo, por el otro. La recaudación de recursos en eventos y talleres a través de la gorra es un método no excluyente: no marca ningún tipo de condicionamiento en relación al dinero porque no establece precios y entonces nadie queda afuera por motivos económicos. Al mismo tiempo, propone al público o a la comunidad el ejercicio de ponerle un valor a las experiencias de las que participe, al trabajo que acuda a ver (un espectáculo por ej) o al saber que reciba en un taller, invitándolo a ejercer, con toda libertad, un compromiso. El sistema de valoración seguramente varía de una persona a otra, y desde el Centro Permacultural se acepta esa diversidad, pero siempre subrayando que lo que se ofrece es el resultado de un arduo trabajo, de una comprometida formación, y eso es o debería ser valorado. Tiene que ver con una forma solidaria de concebir el vínculo con quienes vengan a Centro Permacultural, una mirada que busca diferenciarse de la lógica puramente mercantil y que, sobre todo, busca inclusión. Lo recaudado será destinado íntegramente a cada tallerista. Paralelamente, se impulsarán actividades gratuitas tales como ciclos, rondas y charlas con diferentes temáticas de interés de la comunidad. Encuentros de aprendizaje auto dirigido. Se autoorganiza y produce un conocimiento.

El espacio buscará autosustentarse poniendo en práctica los principios de energía renovable y a través de la venta de alimentos saludables, promoviendo en su propia práctica los valores que sostiene.

El desafío que se propone este CENTRO PERMACULTURAL COMUNITARIO es el de sentar precedente de una experiencia integradora de la formación en el cuidado del medio ambiente y de la inclusión social, en una comunidad que es también destino turístico de todo el país, viendo en esta circunstancia la oportunidad única de poder ser un faro que ilumine y despierte la nueva conciencia de cómo habitar el mundo que la evolución humana demanda y la posibilidad de estar a la altura de las visiones más innovadoras y progresistas que se vienen desarrollando en este sentido.